[blockquote]Casi en la mayoría de los casos, las estructuras de madera seca son susceptibles al ataque de hongos e insectos (xilófagos) de gran voracidad[/blockquote]
Casi en la mayoría de los casos, las estructuras de madera seca son susceptibles al ataque de hongos e insectos (xilófagos) de gran voracidad llamados, isóptero (termitas) y cerambicidos (carcoma). La humedad favorece la presencia y desarrollo de estos xilófagos. Pueden provocar graves daños en estructuras de madera, así como la totalidad destrucción de la misma, por lo que si no se trata a tiempo y de manera adecuada la plaga perdura durante mucho tiempo.

Aunque estos insectos pueden ocasionar daños en cultivos (árboles frutales y muy especialmente viña), masas forestales y árboles ornamentales, nos centraremos en los daños que ocasionan en el ámbito estrictamente urbano. Los materiales que pueden dañar estas plagas en busca de alimento son muy variados, no sólo debe incluirse la madera de la estructura de las edificaciones (vigas, tarimas, paneles, marcos de ventanas y puertas, etc.) y del mobiliario del interior, sino también pueden alimentarse de cualquier recubrimiento de madera o papel de las paredes, así como cualquier material que contenga celulosa (papel, libros, cartón, algunos tejidos, etc.).

Existen otros muchos materiales inorgánicos que estos insectos no utilizan para su alimentación, pero que pueden resultar dañados. Las fibras sintéticas utilizadas para la confección de muchos tejidos no son digeribles por las termitas, pero en muchas ocasiones alfombras y otros tejidos fabricados con estas fibras son dañados por la realización de orificios y galerías durante la exploración de las obreras en busca de comida.Los tubos protectores de los cables, ya sean eléctricos, telefónicos, etc. también pueden ser atravesados por estos insectos.


Medidas de prevención

  • Evitar en lo posible la aparición de humedad, oscuridad y pérdidas de agua en el lugar afectado.
  • Observar en muebles e instalaciones la aparición de agujeros o serrín.
  • Por el ruido que provoca. Si, sobre todo por la noche, escucha un ruido áspero y constante a intervalos regulares en zonas de muebles o vigas.

En el mercado hay varios sistemas más o menos complejos, detectores de sonido, de movimiento, calor y humedad, pero lo fundamental es la experiencia del profesional. La elección del sistema adecuado depende de muchos factores, incluyendo la deterioración de las infraestructuras de madera y la gravedad del problema de termitas-carcoma.


Los tratamientos son diversos pero principalmente se utilizan:

El sistema SENTRITECH o tratamiento de barreras químicas

Es un sistema innovador en la lucha contra las termitas-carcoma subterráneas. Su principio de funcionamiento se basa en la difusión de un producto biocida a la totalidad de los individuos de la colonia: el hexaflumuro. Este biocida tiene un efecto retardado y es distribuido en forma de cebo conteniendo una formulación especial que será consumida por los xilófagos. Poco a poco, mediante el fenómeno de la trofalaxia (intercambio de alimentos), el conjunto de la colonia será intoxicada y conseguiremos eliminar la plaga.


Tratamientos por inyección:

Se tratan las vigas mediante inyección de productos biocidas a presión realizando taladros en la madera e impregnándola mediante la entrada a presión del líquido a través de dicho taladro.


Aplicación de gel:

Este método se utiliza para tratar muebles o piezas de madera que han sido muy poco atacados por los xilófagos, y consiste en inyectar a través de los agujeros que han creado en la madera gel insecticida y posteriormente taponarlos con algún tipo de cera con la intención de utilizar las galerías que ha creado la carcoma. No huele ni mancha.

En Desinfecciones H.Alonso somos expertos en tratamiento de madera, identificando los métodos que más se ajusten a las necesidades del cliente. Si Ud. tiene un problema de este tipo, no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarle.